Más del 90% de los colegios inscritos en Programa Suma+ han finalizado este taller dedicado a los docentes de la asignatura.

Con frecuencia los docentes eligen tareas o ejercicios matemáticos que sean atractivos y motivadores para los estudiantes, sin embargo, suele suceder que dicha elección tiene escasa relación con los objetivos de aprendizaje, ya que, en algunos casos, el foco se puso en el desarrollo de otra habilidad, o bien, se escoge un tipo de planteamiento erróneo para alcanzar dichos aprendizajes.

Considerando lo anterior, el segundo taller de la línea de didáctica de la matemática recibe el nombre “La Tarea de Matemática (TM) y su Gestión” con el objetivo de promover en los docentes una reflexión en torno a la TM, que les permita su correcta articulación en coherencia con el grupo de estudiantes, sus conocimientos previos y el objetivo de aprendizaje. “Muchas veces escogemos la TM por lo buena que es, y no por porque con ella esperamos lograr un aprendizaje matemático que intenciona provoca el logro de una meta de clase. Por lo tanto, lo primero es tener claridad sobre el objetivo de la clase para poder diseñar o adaptar una TM”, dice Andrea Pizarro, directora académica del Programa Suma+.

¿Pero que es una tarea? ¿Cómo debemos plantear una buena TM? En primer lugar, “la TM es entendida como todo ejercicio, pregunta o problema que puede ser expresada de manera oral o escrita, realizada en un tiempo limitado en un contexto dado”. No obstante, es importante que los docentes reflexionen sobre el planteamiento de la tarea, considerando tres tipos: ejercicios, problemas y preguntas. “Tales definiciones dependen de los conocimientos previos que tenga el estudiante, es decir, un problema podría ser un problema para un niño o niña, pero podría no serlo para otro. En este sentido, es relevante cuánto, qué y cómo el profesor conoce a sus alumnos, no solo para proponer temáticas de interés, sino que también, para proponer situaciones matemáticamente desafiantes”, explica Pizarro.

“Para los docentes de la región de Valparaíso, el taller sobre la TM funcionó bastante bien. Pudieron ver cómo planificar una buena tarea, además de reflexionar sobre por qué y cómo mejorar sus prácticas pedagógicas. Esto es muy positivo, ya que estás instancias de reflexión docente no se dan seguido”, comenta Paz Iturrieta, coordinadora regional de Valparaíso.

“Durante los talleres hemos participado con varios colegas, por lo cual hemos conformado un grupo integral con las educadoras de párvulo y las profesoras de matemática. Lo bueno del taller es que hemos tomado planificaciones que ya teníamos hechas y las hemos trabajado para mejorarlas, es decir, hemos enriquecido lo ya teníamos. Estas instancias de trabajo colaborativo son cruciales para mejorar nuestra labor pedagógica”, comenta Verónica Contreras, jefa de UTP de la Escuela Básica Elisa Lattapiat Vargas.

Por otra parte, los dejamos invitados a participar del foro sobre este taller presencial ingresando al siguiente módulo.

Finalmente, el tercer taller sobre “El uso de la pizarra” debe realizar durante el mes de noviembre, sin embargo, está sujeto a coordinación entre los establecimientos y el equipo del Programa Suma+. Para más información contactar a: programa.sumamas@pucv.cl